La Fundación Villacisneros secunda la manifestación convocada para el próximo cuatro de Enero en Madrid “Por el futuro de España unida, por un Gobierno que vele por la Constitución y la Unidad de España”. Y lo hacemos porque la situación actual es de máxima gravedad para asegurar la integridad territorial de nuestra nación. Un candidato que ha decidido pactar su investidura con golpistas y separatistas no puede garantizar la unidad de España, por eso los ciudadanos debemos salir a la calle a denunciar esta situación antes de que sea tarde.

Nuestra Constitución se fundamenta en la indisoluble unidad de la nación española y dice también en su artículo treinta que los españoles tenemos el derecho y el deber de defender España. Por tanto nos atañe a todos de manera individual cumplir con este mandato. La defensa de nuestra Nación y su continuidad no es patrimonio exclusivo de los partidos políticos y menos aún de aquellos que han decidido poner España en almoneda con tal de asegurar su permanencia en el poder.

Animamos por tanto a salir a la calle en defensa de nuestro Nación para decir alto y claro que España no está en venta y para demandar a nuestros representantes en el Congreso de los Diputados, que impidan con su voto la consumación de la mayor traición a la Nación desde la aprobación de nuestra Constitución.