La Fundación Villacisneros considera que “ha podido cometerse un delito de enaltecimiento del terrorismo que la dirección del centro debía haber evitado”.

En opinión del Presidente de la Fundación, Íñigo Gómez Pineda “Siempre es lamentable contemplar muestras de apoyo a terroristas, pero más aún que éstas se produzcan en un centro educativo en el que debe educarse en valores. El Gobierno de Navarra debe depurar responsabilidades al respecto”

La Fundación Villacisneros ha presentado ante la Fiscalía General del Estado una denuncia por la colocación de sendas pancartas a favor de miembros de la banda terrorista ETA en el instituto Biurdana de Pamplona con motivo de la celebración del “gudari eguna”.

La Fundación cree que ha podido cometerse un delito de enaltecimiento del terrorismo y considera oportuno que la Fiscalía inicie las acciones pertinentes para que los responsables de su colocación y mantenimiento en la fachada del centro puedan ser identificados. En opinión de su presidente, Íñigo Gómez-Pineda “Si lamentable es cualquier muestro de apoyo público a terroristas, peor aún es que esto ocurra en un centro educativo en el que se supone se educa en valores a los jóvenes, siendo el primero de ellos el derecho a la vida. La Ley de reconocimiento y protección integral de las víctimas del terrorismo señala al Estado como garante de la defensa de la dignidad de las víctimas y son las administraciones públicas las encargadas de evitar estos actos resultando obvio que, en este caso, no lo han hecho”

Por último, la Fundación ha concluido señalando que “Ante la complicidad de la dirección del centro que ha permitido esta humillación a las víctimas y la inacción del departamento de educación del Gobierno de Navarra, solo nos queda recurrir a la Fiscalía y confiar en que tome cartas en el asunto en defensa de la legalidad”.