La Fundación Villacisneros, que ejerce la acusación particular en representación de la hermana de Hortensia González, acaba de recibir la última Providencia del titular del Juzgado Central de Instrucción número 2 de la Audiencia Nacional en la que se ratifica en su resolución de 4 de Diciembre de 2017. En aquella fecha acordó “el sobreseimiento provisional y consiguiente archivo de la causa hasta que las autoridades francesas entreguen el denominado archivo histórico de ETA y los investigadores españoles puedan examinar dicha documentación”.

En opinión del Presidente de la Fundación, Iñigo Gómez Pineda: “Una justicia lenta no es justicia y han transcurrido ya 40 años desde el asesinato, acribillados a balazos, del Guardia Civil Antonio Ramírez y su novia Hortensia González. Reabierto el caso en Octubre de 2016 y habiendo transcurrido año y medio más desde la entrega a España del archivo histórico de ETA, no es de recibo que se archive la causa hasta que el mismo sea estudiado”.

A pesar de haber sido requerido de nuevo el titular del Juzgado para la reapertura de la causa y dado el tiempo transcurrido, el Presidente de la Fundación Villacisneros ha manifestado su indignación “Este crimen ocurrido en 1979 y enterrado en el olvido durante casi cuarenta años no puede volver a archivarse por falta de la diligencia debida. Es intolerable que año y medio después de que el Gobierno de España recibiera el archivo histórico de ETA se nos siga respondiendo que cuando la documentación sea estudiada, si se observa algún dato relevante, se dará traslado del mismo a la Fiscalía ¿Deben acaso transcurrir otros cuarenta años más para que se haga justicia?”.

Gómez-Pineda, recordando las trágicas circunstancias que rodearon este doble asesinato se ha preguntado si “¿Cuarenta años después del asesinato de Hortensia González puede algún Juez sostener la mirada ante su hermana y decirle que no reabre la causa archivada hasta que la policía determine si existe algún dato relevante en unos archivos entregados al Gobierno hace año y medio?”

El Presidente de la Fundación se ha preguntado si: “¿Cuarenta años después del asesinato de Hortensia se atreve un juez sostener la mirada ante su hermana y decirle que no se reabre su causa porque se necesita tiempo?

El Presidente de la Fundación ha finalizado recordando que “A pesar de esta actuación no vamos a resignarnos y a dejar de apoyar a las víctimas en su demanda de Memoria, Verdad, Dignidad y Justicia. Estos cuatro principios están muy por encima de cualquier actuación decepcionante como la que acabamos de conocer. Por eso animamos de nuevo a que los familiares de las más de 350 personas asesinadas por ETA y cuyo crimen todavía continúa impune, a que se pongan en contacto con nosotros para insistir en su reapertura y esclarecimiento. No pensamos rendirnos por muchos obstáculos que se planteen, la indiferencia no va a poder con el compromiso firme de muchos españoles porque se haga Justicia a las víctimas del terrorismo, ese es desde luego un objetivo al que Villacisneros no piensa renunciar”.

Para conocer mejor el procedimiento en el que la Fundación Villacisneros ejerce de acusación particular podéis leer esta noticia.