La Fundación Villacisneros ha presentado ante el Delegado del Gobierno en el País Vasco una denuncia ante en la que solicita que se impida la exposición de los cuadros pintados por el terrorista Jon Bienzobas, condenado a 266 años de prisión por varios asesinatos. Esta exposición se desarrollará en la Casa de Cultura de Galdácano entre los días 7 y 18 de Octubre. En opinión del Presidente de la Fundación “La cesión de cualquier espacio a un terrorista, máxime si es público como la casa de cultura de Galdácano, para que difunda su obra, del tipo que sea ésta, es una clara ofensa a las víctimas del terrorismo. La cesión de este local por el alcalde Bildu demuestra una vez más que no es un partido democrático sino que continúa siendo un instrumento de la banda terrorista en las instituciones para mejor servir a su proyecto totalitario”.

En opinión del Presidente de la Fundación Iñigo Gómez-Pineda “Sería bochornoso que estando a tiempo de impedir esta vergüenza no se hiciera nada para evitar que un terrorista expusiera sus pinturas en una casa de cultura pública. Bienzobas no es un artista, es solo un asesino en serie”

La Fundación Villacisneros ha exigido al Gobierno, en la figura de su Delegado en el País Vasco, que se implique también en la prohibición de esta exposición ya que “La Ley 29/11 dice en su artículo 61 que el Estado asume la defensa de la dignidad de las víctimas del terrorismo debiendo impedir actos que, como el que ahora denunciamos, supongan una humillación de las víctimas del terrorismo. Los Delegados del Gobierno deberán velar por el cumplimiento de esta obligación por parte de las Corporaciones Locales, estamos ante un caso de libro y esperamos por tanto que tome cartas en el asunto”

Ha concluido la Fundación “pidiendo que la sociedad española  no se olvide del sacrificio de las víctimas del terrorismo, que recordemos por qué fueron asesinadas, su significado político y que, en consecuencia, todos cumplamos con nuestra obligación. En unos casos denunciando los actos de humillación o enaltecimiento y en otros, a quien corresponda, haciendo cumplir las leyes evitándolos o persiguiéndolos en los Tribunales.”

Para Gómez-Pineda “Bildu, con el alcalde Galdácano a la cabeza, demuestra una vez más que no es un partido político democrático sino el instrumento de ETA en las instituciones para servir a su proyecto totalitario