El lunes 18 de febrero tuvo lugar en el Auditorio de la Mutua Madrileña de Madrid, la primera sesión del nuevo ciclo de conferencias “La alternativa al Frente Popular: un debate cultural”, que organizan las fundaciones Villacisneros, Valores y Sociedad y CEU. En esta ocasión se debatió sobre “La civilización cristiana frente a la dictadura del relativismo” y participaron el filósofo Gabriel Albiac y el prior benedictino Santiago Cantera.

Previamente, para poner en valor y explicar la trascendencia de este nuevo impulso a los ciclos de conferencias con la incorporación del CEU, tomaron la palabra el presidente de la Fundación Villacisneros, Íñigo Gómez-Pineda, quien resaltó la importancia de trabajar por una España fuerte y con valores, el presidente de la Fundación Universitaria San Pablo CEU, Alfonso Bullón de Mendoza que consideró imprescindible dar la batalla en el mundo de las ideas y el presidente de Valores y Sociedad, Jaime Mayor Oreja quien destacó que la crisis que vivimos va más allá de la política “es una crisis de civilización”.

Gabriel Albiac: Es imprescindible el diálogo entre la fe y la razón

La intervención de Gabriel Albiac se centró en destacar la conexión entre el saber griego y la iglesia, entre la filosofía y la religión. Remontándose a los orígenes del cristianismo, el filósofo explicó que fue en los siglos II y III cuando se estableció un puente entre la metafísica griega y el pensamiento cristiano. También resaltó el imprescindible papel desempeñado por los monasterios medievales en la preservación de la cultura antigua, incluso en los casos en que los libros eran materialistas y podían ser considerados enemigos del pensamiento religioso. Albiac afirmó que es de justicia dar las gracias a la Iglesia por haber salvado obras filosóficas de la antigua Grecia que son un tesoro para la humanidad. “Lo hizo porque hablaban la misma lengua, la lengua de la inteligencia”, señaló. El filósofo afirmó igualmente que “no hay relativismo ni en la filosofía ni en una religión seria” y abogó por el diálogo entre la fe y la razón como preconizaron Benedicto XVI y Nicolás Sarkozy en un histórico encuentro que mantuvieron en 2008 en París, en el que llamaron a ese diálogo “laicidad positiva”.

Santiago Cantera: Se debe recuperar la formación humanística en los estudios

Por su parte, Santiago Cantera resaltó que “Europa vive con dos pulmones, el de oriente y el de occidente”. A la pregunta de qué es Europa, se responde que su origen se encuentra en cuatro corrientes: la herencia griega que implica la racionalidad y el interés por el hombre; la herencia de Roma que supone el sentido del derecho, de la ley, del orden, de la disciplina y la eficacia; el aporte de los pueblos germánicos y eslavos y su sentido de la lealtad; y por último del cristianismo que sintetizó todo aquello. “Así fue como Europa se constituyó en una nueva civilización con una dimensión trascendente que aportó el cristianismo”. Cantera considera que la sociedad debe tener vida por si misma y que en la civilización occidental existe un elemento fundamental que es “la búsqueda de una verdad objetiva”. Puso como ejemplo a San Agustín que encontró la verdad en el Dios cristiano. En opinión del prior benedictino en nuestros días se cuestiona la verdad objetiva y se dice que reside en uno mismo y por tanto todo es válido. “Ese es el relativismo que pierde las conciencias”, afirmó.

Santiago Cantera reclamó que se recupere la formación humanística en los estudios porque en ella se encuentra el fundamento de la búsqueda de las verdades más profundas para entender la realidad. A la pregunta de por qué existe una obsesión por destruir los fundamentos de nuestra civilización, Cantera lo atribuyó al odio “que siempre ha estado en el corazón del hombre” y cuya raíz está en una “fuerza diabólica”. En opinión de Cantera, el odio es una realidad y es irracional, solo puede decrecer con el conocimiento de lo que es el amor. También advirtió que la ignorancia deja el campo libre a los que quieren destruir los valores de la Europa cristiana.

En el coloquio final, Gabriel Albiac se lamentó del “crepúsculo de la escritura y de la lectura”. “Nuestra sociedad se ha vuelto analfabeta”. Y respecto al horizonte de Europa y su civilización, el filósofo se mostró pesimista: “Los recursos de sabiduría y tolerancia están perdidos”. Solo hay dos vías para superar esta situación, afirmó, “el monasterio y la biblioteca”.
Por su parte, Santiago Cantera recordó que muchas civilizaciones anteriores a la nuestra han desaparecido, aunque hayan dejado su huella, sin embargo, se mostró optimista con respecto al futuro porque “creo en la visión providencialista de la historia del hombre, creo en la mano de Dios”, concluyó.

El ciclo de conferencias “La alternativa al frente popular: un debate cultural” tiene como objetivo fundamental fomentar el análisis, lograr un diagnóstico y buscar soluciones -desde la raíz y sus causas- para la profunda crisis de debilitamiento que sufre España con la intención de impulsar cambios, promover el compromiso personal y desarrollar líneas de reflexión sobre las modificaciones que son necesarias para fortalecer la Nación Española. Está previsto que su periodicidad sea mensual.

Se puede ver la sesión completa de la conferencia en el siguiente enlace: