Voluntarios españoles en la primera guerra mundial.

Durante la Primera Guerra Mundial y tras los combates de Auberive, los voluntarios españoles del Regimiento de Marcha de la Legión Extranjera francesa (RMLE), son felicitados y enviados hacia La Marne (1917).

El RMLE destacaría principalmente en los frentes de Verdun, Cumières, y Hangard, ganándose la admiración por el ardor guerrero de sus legionarios. Al final de la guerra será el Regimiento más condecorado de Francia.

Al estallar el conflicto y debido a la no muy lejana experiencia de la guerra del 98, España mantuvo una neutralidad que se tradujo en un crecimiento económico importante.

La contribución española a la guerra se llevó a cabo a través de la Asociación Internacional de Amigos de Francia que integró en la Legión Extranjera a los voluntarios españoles que participaron en la contienda. En total nunca rebasaron los 2.000 hombres. Se calcula que unos 400 perdieron la vida. Catalanes, Aragoneses, Asturianos y Vascos fueron mayoritarios entre los voluntarios españoles que se alistaron a luchar, incluso dar su vida por lo que creían justo.

Foto: PD-EIGEN.