Tarragona, Primado de España.

La carta del Papa Siricio al obispo de Tarragona Himerio, primera decretal Papal en Occidente, marca el ejercicio del primado por parte del sucesor de Pedro (385). El Pontífice le ordenaba que hiciera cumplir sus disposiciones a todos los obispos de las provincias vecinas de Hispania. Aquí arranca la tradición de que el Arzobispo de Tarragona es Primado de Las Españas.

Tras la Reconquista y al volver a recuperarse Tarragona de la invasión árabe, se pudo restaurar la diócesis y en 1091, el Papa Urbano II escribe la bula Inter primas hispaniarum urbes.

Al mismo tiempo Toledo recuperó su poder hegemónico y seria el “Primado de España”, pero la archidiócesis de Tarragona mantuvo su Primacía de las Españas al hacer su función para la Corona de Aragón.

En 1691, un Concilio provincial ordenó al Arzobispo de Tarragona que continuara firmando como Primado de Las Españas, haciéndolo siempre como «Hispaniarum Primas» hasta nuestros tiempos. También en 1894 el papa León XIII
hizo público que la Iglesia de Tarragona fue “Sede principal del Imperio romano en la Península Ibérica, y primada de las Españas”.

Foto: Randomtravels2011