Promoviendo la educación de las niñas

Santa Cándida María de Jesús (1845-1912), religiosa y fundadora de la Congregación de las Hijas de Jesús, conocidas como las «jesuitinas», es canonizada por Benedicto XVI (2010).

A pesar de ser analfabeta asumió el reto de convertirse en la fundadora de una congregación religiosa dedicada a la educación y promoción de la juventud femenina más marginada y necesitada.

Mas conocida como Madre Cándida,su origen era humilde. Su familia guipuzcoana se trasladó a Valladolid, en donde sintió la llamada para fundar una «Congregación” con el nombre de Hijas de Jesús.

Fue en Salamanca, en 1871, cuando con otras cinco mujeres dio inicio a la Congregación. En poco tiempo ésta se expandió creando escuelas por toda España, para promover la educación de las niñas.

En 1911, un grupo de religiosas embarcó rumbo a Brasil, donde abrirían nuevas casas, estando presente desde entonces en 17 países.

En 2009, Benedicto XVI autorizó la promulgación del decreto concerniente a un milagro atribuido a la intercesión de la Beata Cándida María.

Foto Saul Landell