Diego García de Moguer, el infatigable marino

Las tres naves de la expedición del onubense Diego García de Moguer (1484-1554), marino y descubridor, zarpan de La Coruña en busca de las tan preciadas especias (1526).

Seguirían el rumbo de Elcano y Magallanes con quienes había navegado dando la vuelta al mundo. Durante el trayecto se detuvo a explorar la zona del Río de la Plata, navegando por el río Paraná y el Pilcomayo en busca de la Sierra de la Plata y tomando posesión de las tierras que descubría.

En agosto de 1534 viaja de nuevo en la carabela Concepción hacia el Río de la Plata, pasa por la Isla de Santiago, la mayor del archipiélago de Cabo Verde, luego va a Brasil, donde desciende el estuario del río Uruguay y funda la ciudad de Santa María del Buen Aire.

Posteriormente regresa a España. En 1554 descubrió el Archipiélago de Chagos en el Océano Índico y a la mayor de las islas la bautizó con el nombre de isla Diego Garccía. Este sería su último viaje ya que a su regreso moriría en alta mar frente a las costas sudafricanas.

De gran valor estratégico, la isla, perteneciente a la corona británica, está alquilada a los EE. UU. que han construido una gran base naval.

Foto: Vilmos Vincze