Defendiendo la cristiandad en Malta.

La noticia de la inminente llegada de una flota de auxilio enviada por Felipe II desbarata el Gran Sitio de Malta; los turcos comienzan a retirarse y a embarcar para escapar de la isla (1565).

Después de cuatro meses de terrible asedio turco, tras un bombardeo incesante y continuos ataques sobre las posiciones españolas y de los caballeros de la Orden Hospitalaria, el ejército del «invencible Solimán» se retiró.

El asedio está considerado como uno de los más importantes de la historia militar y desde el punto de vista de los defensores, el más exitoso. Los casi 50.000 turcos no pudieron con la tenaz resistencia de los 6.000 cristianos.

En la defensa de Malta se dejaron la vida muchos españoles. Entre los 5.000 miembros de la Orden había casi medio millar de compatriotas: aragoneses como fray Hernando de Heredia y Juan de Guaras; castellanos como Pedro de Mendoza y Francisco de Medina; catalanes como Melchor de Montserrat y fray Gabriel Gort; gallegos como fray

Pedro Pardo, “madrileños” como Bernardino de Cárdenas y un largo número de héroes anónimos en una de las más épicas batallas de la Historia.

Foto Jaime Retana Ardanaz