Construyendo Europa.

España firma el tratado de adhesión a la Comunidad Económica Europea (CEE), antesala de la actual Unión Europea. Esta debía ser ratificada, y finalmente, el 1 de enero de 1986 el tratado entra en vigor y España ingresa formalmente como miembro de pleno derecho.

Esta decisión ha permitido a España acelerar su paso a la modernidad, fortalecer su economía y adquirir una mayor relevancia en el escenario internacional. Sus ciudadanos han adquirido nuevos derechos y un sinfín de oportunidades, para vivir, estudiar o trabajar en cualquiera de los Estados miembros, gozando de los mismos derechos que sus conciudadanos europeos.

La entrada supuso para España acceder a un gran mercado y a los fondos europeos que tanto han ayudado al desarrollo económico del país. Así, gran cantidad de macroproyectos fueron financiados en gran parte por Europa, ayudando a incrementar el nivel de vida de los españoles.

Con el afán de tener una moneda común fuerte para facilitar los intercambios comerciales, España y otros 16 países de la Unión, adoptaron el Euro (€) como moneda única, en enero de 2012, abandonando así, nuestro país, “la peseta”.

Foto: Ben Evans