Carlomagno y la brecha de Rolando

La retaguardia del Ejército de Carlomagno, comandada por Roldán, es atacada y destruida por los vascones en los parajes de Roncesvalles (778).

Fue la primera gran derrota de Carlomagno que tuvo gran eco en Occidente.

Este hecho dio origen a una leyenda medieval que fue descrita en el Cantar de Roldán por un monje normando, contando las hazañas del héroe.

Su difusión por toda Europa fue fulgurante, y pronto se convirtió en la leyenda más célebre, cantada y contada de un Occidente latino en plena ebullición religiosa y cultural. La fama que atrajo sobre la zona de Roncesvalles, fue indudable, y contribuyó a hacer del paraje pirenaico el más conocido del Camino de Santiago.

Según una leyenda local, la brecha de Rolando, visible en la imagen y situada en pleno macizo pirenaico entre Huesca por su parte española y Gavarnie por la parte francesa, fue abierta por el héroe (sobrino de Carlomagno) mientras intentaba destruir su espada Durandal al golpearla contra la roca al final de la batalla de Roncesvalles.

Foto Jens Buurgaard Nielsen