Desde la Fundación Villacisneros queremos informaros y transmitiros nuestra preocupación e incertidumbre ante la nueva ley educativa (LOMLOE, conocida como Ley Celaá). Valoramos como inapropiado y carente de toda sensibilidad, que inmersos en una situación desconcertante y muy grave de pandemia, se esté debatiendo en el Parlamento, una Ley de educación, cuando las preocupaciones de las familias y de la sociedad en general son otras.

Desde el Gobierno y en lugar de aplazar los debates necesarios sobre la nueva Ley que se propone a otro periodo más oportuno, se está poniendo encima de la mesa de forma acelerada, sin debate ni consenso alguno una ley que introduce en su articulado facultades cada vez más amplias para las administraciones, desplazando así la responsabilidad de las familias como primeras educadoras de sus hijos.

Porque a todos nos une el mismo objetivo: un sistema educativo de calidad que contribuya a una sociedad mejor, te invitamos a colaborar en esta campaña.

La LOMLOE elimina la demanda social y permite distribuir a los alumnos por centros; de este modo se reduce significativamente la capacidad de elección de las familias del colegio que quieren para sus hijos, sabiendo que este es un derecho avalado por la Declaración Universal de los Derechos Humanos. Además, esta ley devalúa la enseñanza de la asignatura de Religión en la escuela y pone en duda la supervivencia de los centros de educación especial, entre otros preocupantes aspectos.

La LOMLOE afecta:

  • A más de 260.000 profesionales, docentes y no docentes, que ven peligrar la continuidad de sus puestos de trabajo.
  • A los 4 millones de familias a las que se limita el derecho a elegir el tipo de educación que mejor se adecúa a las necesidades de sus hijos y al proyecto educativo con el que se identifican.
  • A más de 3 millones de alumnos, que eligen voluntariamente cursar la asignatura de Religión en centros públicos y privados.
  • A los más de 9.300 centros de la red concertada y privada que ven peligrar su continuidad y amenazada su función social.El planteamiento de la LOMLOE es una amenaza para muchos colegio y su comunidad educativa. Es una ley que nos afecta a todos. 

    Desde la Fundación Villacisneros os pedimos que os suméis y respaldéis la campaña que lleva por título “Más plurales, más libres, más iguales. Hacia una escuela realmente inclusiva, con todos y para todos”, que propone una serie de iniciativas, como por ejemplo la recogida de firmas contra la Ley Celaá y a favor de la convivencia de los diferentes modelos educativos y de los derechos reconocidos en nuestra Constitución.

    En la página web www.masplurales.es podréis descargar el manifiesto de la iniciativa.

     

  • El símbolo de la campaña es el lazo naranja y aquí os explicamos lo que significa: