El pasado 2 de junio tuvo lugar el primero foro de educación online organizado por la Fundación Villacisneros. Alicia Delibes introdujo el debate con la lectura del testimonio de tres autores franceses que, en sus escritos, reclaman la recuperación de la transmisión de saberes y conocimientos, como objetivo primordial de la escuela:

“Decir que existe la escuela es decir que, en una sociedad, existen unos saberes que se desean transmitir, unos especialistas encargados de transmitirlos y una institución creada para que sean transmitidos”. (“De l’école” (1984, reeditado en 2009) del filósofo Jean-Claude Milner)

“Funestos ‘pedagócratas’ decidieron un día que todo lo que era un poco ‘cultural’ y ‘literario’ debía desaparecer de nuestra enseñanza primaria y secundaria porque era un privilegio de las clases cultas y acomodadas. Es evidente que debe hacerse lo contrario. Solo hay una forma de superar el hándicap del alumno que posee 200 palabras de vocabulario frente a otro que tiene 2000, y es, hacerle leer, pero no recetas de farmacia o avisos del ayuntamiento, sino a los grandes autores de nuestra literatura”. (« L’École est finie » (2015), del historiador Jacques Julliard)

“Hemos decretado que la lengua era fascista; la literatura, sexista; la historia, chovinista; la geografía, etnocentrista; y las ciencias, dogmáticas; y ahora no comprendemos por qué los niños terminan por no saber nada. (…) Y al final, sin saberes, sin cultura, ¿qué quedará del hombre? (…) Cuando ya se haya destruido toda la cultura, sólo quedará la barbarie».

«Podemos superar la crisis de la transmisión, pero hay que hacerlo pronto, porque la desculturización progresiva y de cada vez más gente, solo puede significar que el mundo se hace cada vez más salvaje». (“Los desheredados” (2015) del filósofo François Bellamy, actualmente diputado en el Parlamento Europeo)

Abrió el debate el profesor Alberto Royo felicitando a la Fundación Villacisneros por el título del foro: “Hablar de “enseñar” es hoy políticamente incorrecto, como también lo es, y mucho, el subtítulo: “la transmisión de conocimientos”.

Sobre un posible pacto educativo, José Aguilar, autor, bajo el pseudónimo de Fray Josepho, de múltiples sátiras sobre los efectos de la LOGSE (1990), negó la posibilidad de alcanzarlo cuando ni tan siquiera, “estamos de acuerdo en cuál es el propósito de la educación”.

Para Aguilar, en los últimos treinta años, “sólo ha habido un sistema educativo en España, el que impuso la LOGSE de 1990”. El resto, explicó, han sido solo reformas y contrarreformas. La LOCE fue retirada antes de ser implantada, y la LOMCE, desvirtuada al ser suprimidos, por consenso político, los exámenes de final de etapa.

Ricardo Moreno, autor de “El panfleto pedagógico”, atacó el poder de los pedagogos y explicó que el origen del “pedagogismo” que impera desde la implantación de la LOGSE en España, estaba ya en la Ley de Educación de 1970, una ley franquista. Aunque, entonces, todavía padres, alumnos y profesores “teníamos claro que a los colegios y a los institutos se iba a aprender”.

Los participantes en el debate reclamaron una enseñanza más exigente. Para ellos, está claro que La LOGSE, con su falacia de bajar el nivel para conseguir la igualdad, está perjudicando, sobre todo, a los más pobres, a aquellos cuyos padres tienen un nivel cultural más bajo.

Se reconoció la importancia que había tenido esa extraña “jerga pedagógica” que nació con la LOGSE y que, si bien al principio causó estupor, ahora es habitual entre los expertos, pedagogos y administraciones educativas. El que no la habla es que “no sabe de educación” y el que se resiste a aprenderla corre el riesgo de ser llamado “fascista”.

Un lenguaje contra el que es muy difícil argumentar por está lleno de palabras huecas, de confuso significado, afirmó el profesor Moreno

Se puso como ejemplo, el llamado “currículo” y todos sus derivados, que han dejado sin sentido a términos tan claros como “planes de estudio” o “programas de las asignaturas”.

En cuanto a la formación de los profesores, los ponentes desconfían del MIR que propone el gobierno, porque, aseguran, seguramente pondrá el énfasis en la formación pedagógica y no en la formación académica de los maestros y profesores. Y nadie puede enseñar bien lo que no conoce bien.

Aprendizaje, esfuerzo, exigencia, enseñanza, memoria, repetición, conocimientos, son las palabras más escuchadas a lo largo del debate de este foro de educación Villacisneros, en el que sus seguidores pudieron escuchar de los ponentes frases como estas:

“Primero se aprende, después se enseña”,

“Quien no sabe no tiene nada que enseñar”

“No hay competencias sin contenidos”

“El combustible de la inteligencia son los conocimientos”

“El profesor exigente es el que más se preocupa por sus alumnos”

“Ahora dicen que el esfuerzo es reaccionario”

“Leer, escribir, hablar y calcular, son los saberes fundamentales, sin ellos no se puede progresar”.

“Se nos ha olvidado la emoción que produce el aprendizaje”

 

SOBRE LOS PONENTES:

Ricardo Moreno, Licenciado en Ciencias Matemáticas y en Filosofía. Catedrático de Instituto y durante muchos años profesor de Matemáticas. Es autor de varios libros sobre educación. Algunos, como El panfleto pedagógico (2009) o La conjura de los ignorantes (2016), son una dura crítica al sistema educativo español.

José Aguilar Jurado, profesor de Lengua y Literatura en un Instituto de Educación Secundaria de Marbella. Colaborador de Libertad Digital desde 2004, es autor de numerosas sátiras bajo el pseudónimo de Fray Josepho.

Alberto Royo, titulado superior en Guitarra Clásica y licenciado en Historia y Ciencias de la Música. Nacido en Zaragoza, vive en Pamplona desde el año 2002. Es profesor de Música en el Instituto de Educación Secundaria Tierra Estella. Como escritor, ha publicado Contra la nueva educación (2016), La sociedad gaseosa (2017) y Cuaderno de un profesor (2019).

 

· Accede aquí a todos los foros de educación que hemos celebrado