El pasado 10 de Junio celebramos un encuentro con Cristina Cuesta, directora de la Fundación Miguel Ángel Blanco y Fernando Lázaro, periodista de El Mundo para analizar el modo en que llegamos al final del terrorismo y si éste ha sido satisfactorio para las víctimas del terrorismo. El resultado fue compartido por ambos y por el moderador del encuentro, Carlos de Urquijo. El  final de ETA fue consecuencia del pago de un precio político por parte del PSOE que continúa en la actualidad con el blanqueamiento de su brazo político que juega hoy un papel determinante en el sostenimiento del Gobierno de España. A continuación destacamos algunas de las afirmaciones más interesantes.

Cristina Cuesta : “La ETA criminal ha sido derrotada gracias al trabajo de las FSE pero la ETA política ha tomado un poder preocupante” “Entre las víctimas la sensación es de derrota, el ejemplo más gráfico fue el anuncio del abandono de las armas en el acto de Cambó en 2018, las víctimas no tuvieron protagonismo, lo tuvo la capacidad de engaño de ETA”

“Estamos preocupadas por la transferencia de prisiones al País Vasco, con el PNV al frente la permanencia en la cárcel de los presos de ETA tiene los días contados”

“El relato construido por el Gobierno Vasco es una memoria piadosa y reconciliadora que despoja a las víctimas del terrorismo de su significado política. El PNV se preocupa por la radicalización yihadista pero no por la de los seguidores de ETA”

 

Fernando Lázaro : “Este final no es el que habían soñado las víctimas. Es consecuencia del pago de un precio político, el broche final es el acuerdo firmado hace unos días por todos los partidos nacionalistas de España junto a Podemos pidiendo el acercamiento y la excarcelación de todos los presos, también de los golpistas catalanes. Supone la aceptación de la ruptura con el Estado”

“El PNV siempre ha alternado el palo y la zanahoria en relación con ETA, siempre ha mantenido, como el PSOE, una puerta abierta al diálogo y la negociación”

“Aznar inició el final de ETA, no solo con la aprobación de la ley de partidos, sino con el descabezamiento de ETA en todos sus frentes. Zapatero no podía admitir que el final de ETA se lo atribuyera la derecha, tenía que ser obra del PSOE”

“Bildu está consiguiendo ahora lo que ETA reivindicaba: Navarra está a lo que diga el PNV, determinan el Gobierno de España y solo les falta conseguir echar a la Guardia Civil del País Vasco y Navarra y van camino de ello”

 

Cristina Cuesta: “Zapatero reabre el guerra civilismo buscando aislar a la derecha, prefiere el acercamiento a la izquierda radical y a ETA, es una comunidad política que considera más cómoda para ellos”

“Para Zapatero, lo dice él mismo en una entrevista, el origen de ETA fue político y por tanto su final debía ser político también. En el fondo legitima la tesis del conflicto que obligó a ETA a tomar las armas”

 

Fernando Lázaro : “ETA debió acabar tras el asesinato de Miguel Ángel Blanco y la reacción social que despertó, pero el PNV temió que el final de ETA llevara aparejado el suyo y decidió echarse en brazos de ese mundo. Ese temor provocó la firma del pacto de Estella con ETA”

 

Cristina Cuesta: “El PNV entró en pánico al comprobar la fuerza del constitucionalismo tras el asesinato de Miguel Ángel Blanco y el impulso del espíritu de Ermua. Aquello debía parase para que el PNV no perdiera el poder y eligió la compañía de ETA en Estella”.

Cristina Cuesta: “La sociedad vasca no ha pasado a limpio su responsabilidad, las víctimas somos incómodas, un estorbo porque les recuerda su posición de espectadores a la espera de ver quién ganaba para fijar una posición.”

 

Fernando Lázaro: “Soy pesimista con respecto a la exclusión de Bildu del tráfico político, mientras Pedro Sánchez necesite sus votos para seguir en la Moncloa no habrá nada que hacer”

 

CONOCE NUESTRO PROYECTO DIGNIDAD