La manifestación del 8 de octubre en Barcelona contra el independentismo fue un acontecimiento histórico que demostró que las raices tan profundas de la Nación española no se pueden quebrar. España, muy en particular los catalanes, ha salido a la calle para defender su integridad. Ayer, un millón de personas, con un comportamiento cívico impecable, pudieron, por fin, sentirse arropadas y esperanzadas porque comprobaron que no estamos solos, que somos muchísimos, que la Nación entera se defiende y que no podrán dividirnos. La Fundación estuvo ahí. Con los catalanes, con España.

People hold a large flag of Spain as they take part in a pro-union demonstration organised by the Catalan Civil Society organisation in Barcelona, Spain October 8, 2017. REUTERS/Gonzalo Fuentes TPX IMAGES OF THE DAY – RC19BE067600