Ante el comunicado enviado por la banda terrorista Eta, la Fundación Villacisneros manifiesta que nunca se debe  consentir que sean los terroristas quienes tomen la iniciativa sino que es el Estado de Derecho el que debe derrotarla sin ningún tipo de contrapartida.  El tramposo mensaje que transmite el comunicado es un intento de engaño y de propaganda que pretende dar una falsa imagen que les legitime y que impida cualquier tipo de crítica a futuro. Es obligación del Gobierno y de las instituciones del Estado neutralizar este intento de blanqueamiento y seguir trabajando por que se haga justicia y se asiente el verdadero relato del terror que ha asolado España durante décadas.