El pasado 22 de febrero, Iñigo Gómez-Pineda, presidente de la Fundación Villacisneros, acompañado por Ana Velasco Vidal-Abarca, patrona de la misma, mantuvieron una reunión con la Defensora del Pueblo, Soledad Becerril, con el Adjunto Primero, Francisco Fernández Marugán y con el responsable del Área de Seguridad y Justicia, Andrés Jiménez.

En la reunión, Iñigo Gómez-Pineda presentó los objetivos que persigue “El Proyecto Dignidad” puesto en marcha por la Fundación para contribuir a afianzar la memoria y la dignidad colectiva de las víctimas del terrorismo a través de acciones jurídicas, cinematográficas y literarias que plasmen un relato fidedigno  y real de lo que han supuesto casi 50 años de terrorismo en España. En concreto se les informó de las acciones jurídicas iniciadas para lograr esclarecer sumarios aún sin resolver.

Asimismo, se valoró conjuntamente el reciente informe realizado por la oficina del Defensor del Pueblo sobre “Los derechos de las víctimas de ETA” que recoge de forma exhaustiva las necesidades de este colectivo en el ámbito de sus derechos humanos y protección familiar, los derechos que les asisten en el ámbito penitenciario y la importancia del relato de la verdad acerca del terrorismo muy en particular en el ámbito educativo para que las nuevas generaciones tengan empatía con las víctimas y sepan lo que ha supuesto el terrorismo en las últimas décadas en España. El informe fue presentado por Soledad Becerril ante el Congreso el pasado 21 de febrero.

Los representantes de ambas instituciones acordaron continuar manteniendo un contacto fluido que redunde en beneficio del objetivo de garantizar el cumplimiento de los derechos de las víctimas.