La Fundación Villacisneros se ha reunido  con Miguel Gutierrez, secretario general del Grupo Ciudadanos en el Congreso y posteriormente con Ignacio Cosidó, portavoz del Partido Popular en el Senado para plantear a ambos sus inquietudes y demandas con respecto a la política antiterrorista que está llevando a cabo el Gobierno.

En concreto, los representantes de la Fundación, Iñigo Gómez-Pineda, Ana Velasco y María San Gil les han presentado el Proyecto Dignidad, que lleva a cabo la Fundación para ayudar a la reapertura de los crímenes de Eta sin resolver y les han trasladado su preocupación por la política de acercamiento de presos puesta en marcha por el Ejecutivo y de la que el delegado del Gobierno en el País Vasco afirma que se reforzará y agilizará en los próximos meses con la finalidad de promover la reinserción de los terroristas.

La Fundación Villacisneros considera que se debe vigilar estos acercamientos y que tanto PP como Ciudadanos deben reclamar que se  garantice el cumplimiento de las condenas impuestas por los tribunales de Justicia. Los representantes de ambos partidos les han transmitido su coincidencia con esta exigencia y su voluntad de controlar la política penitenciaria para que no se otorguen beneficios penitenciarios inmerecidos ni trato de favor a los terroristas.

Asimismo desde la Fundación Villacisneros les han instado a reclamar al Congreso que cumpla las recomendaciones del Informe del Defensor del Pueblo sobre “Los derechos de las víctimas de ETA” que fue presentado en diciembre de 2016, a que impidan la puesta en marcha de la Ley de Víctimas de Violencia Policial aprobada por el Parlamento Vasco y a que reclamen a la Fiscalía y a las instituciones a que actuen para que se dejen de producir homenajes a los  terroristas que salen de la cárcel tal y como contempla la ley de Reconocimiento y Protección Integral de las Víctimas del Terrorismo.

Por último,  les han pedido que denuncien los incumplimientos de la Ley de Partidos Políticos de 2002 uno de cuyos artículos indica que su objetivo es «garantizar» el funcionamiento del sistema democrático impidiendo que un partido político pueda, de forma reiterada y grave, atentar contra ese régimen democrático de libertades, justificar el racismo y la xenofobia o apoyar políticamente la violencia y las actividades de las bandas terroristas.

Tanto el representante de Ciudadanos, Miguel Gutierrez, que estuvo acompañado por Cristina Menéndez como Ignacio Cosidó por parte del Partido Popular, se han comprometido a ser proactivos en la defensa de los derechos de las víctimas del terrorismo,  preservar su derecho a la justicia y vigilar el estricto cumplimento de la Ley. En este sentido, Miguel Gutierrez ha hecho partícipe a la Fundación del Proyecto de Ley de Memoria, Dignidad y Reparación de todas las Víctimas del Terrorismo registrado el pasado 14 de septiembre en el Congreso para su debate y aprobación por las Cortes.