EL RETO ANTE EL DESAFÍO ELECTORAL EN CATALUÑA, IX SESIÓN DEL CICLO DE CONFERENCIAS “EL NECESARIO FORTALECIMIENTO DE ESPAÑA”

El miércoles 15 de noviembre tuvo lugar la IX sesión del ciclo de conferencias que organizan conjuntamente la Fundación Villacisneros y la Fundación Valores y Sociedad “El necesario fortalecimiento de España”. En esta ocasión se abordó “El reto ante un desafío electoral en Cataluña” el próximo 21 de diciembre en dicha comunidad con la intervención de los periodistas Luis Ventoso, Cayetana Álvarez de Toledo, Arcadi Espada y  Federico Jiménez Losantos, moderados por la también periodista Isabel San Sebastián.

Durante el acto se ahondó en el análisis de la situación creada por el desafío independentista, la aplicación del artículo 155 de la Constitución y se valoró si es oportuno convocar las elecciones en Cataluña el 21 de diciembre. Arcadi Espada consideró que la fecha es irrelevante ya que en unos meses no se puede revertir la intoxicación llevada a cabo durante tantos años por los nacionalistas, mientras que Luis Ventoso manifestó que se deberían haber celebrado junto con las elecciones generales. El resto de los participantes consideraron que las elecciones se deberían haber postergado. Cayetana Álvarez  de Toledo llegó a manifestar que Rajoy “ha convertido el 155 en un decreto de convocatoria electoral”.

Luis Ventoso afirmó que Rajoy es un gestor de problemas pero no un ideólogo, consideró que al nacionalismo solo se le vence confrontándolo con otro mayor y mejor y mostró su optimismo porque España acaba de vencer al nacionalismo a pesar de que la izquierda se resiste a ser claramente patriótica.

Por su parte, Cayetana Álvarez de Toledo realizó una exposición en la que contrapuso las declaraciones del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy respecto a su actuación ante el desafío nacionalista en Cataluña con la realidad. Así, denunció que el artículo  155 no se aplicó antes por miedo y estrategia de apaciguamiento, no porque el Gobierno tuviese que cargarse de razones y resaltó que la democracia no tiene ninguna deuda con el nacionalismo y consideró intolerable que Artur Mas “anda por ahí dando lecciones a pesar de ser un golpista.

En opinión de Álvarez de Toledo, han sido el Rey y el pueblo español los que han forzado al Gobierno a actuar y cree falsa la afirmación del presidente de que  ha llegado el momento de que hable el pueblo ya que es el Gobierno el que debe actuar e impedir que los nacionalistas se consideren impunes. Se lamentó de que no se haya apoyado lo suficiente a los no nacionalistas catalanes y recordó que la violencia es legítima cuando la ejerce el Estado para defender la democracia. También consideró que se debe recentralizar la educación y que hay que controlar TV3 porque no es una televisión neutral. Defendió con vehemencia la Constitución como garante de la libertad y la igualdad entre españoles, resaltó que “Cataluña se pierde o se gana en Madrid” y por último afirmó que España necesita un nuevo proyecto político que plasme con claridad la voluntad de defenderse del nacionalismo.

Arcadi Espada denunció que la sociedad catalana está gobernada por fanáticos que lo invaden todo y que va ser muy difícil “desnazificarla”. Por eso no le parece relevante que las elecciones se celebren pronto. Además, mostró un cierto optimismo por los datos sociológicos en Cataluña que muestran dos bloques similares de nacionalistas y no nacionalistas, que se mantienen estables desde los años 80, siendo los nacionalistas fundamentalmente de habla catalana. Se lamentó de la mediocridad de los líderes políticos en Cataluña y consideró a Puigdemont como un carlista 2.O y a Artur Mas como un “jefe de planta de El Corte Inglés”. Espada advirtió de que no hay que perder de vista la astucia y la maldad de los nacionalistas y mostró su satisfacción porque “El Gobierno de Cataluña está en la cárcel por haberse saltado la ley” y porque han aprendido la lección de que la vía insurreccional de la independencia está cegada. “Han perdido y no se van a recuperar”, concluyó.

Federico Jiménez Losantos puso de relieve la importancia de proteger la lengua española como un mecanismo de unión entre españoles “al igual que nuestra cultura occidental y cristiana”.  Denunció que en España se incumple la ley “porque el Gobierno lo tolera” y se refirió al adoctrinamiento a los niños como uno de los problemas más graves que se deben afrontar. También defendió que la Guardia Civil, la Policía y el Ejército deben estar presentes en Cataluña y reclamó la disolución de los Mozos de Escuadra y el desmantelamiento de TV3.

En el coloquio entre los conferenciantes Isabel San Sebastián quiso recordar a los vascos de la resistencia que nunca fueron reconocidos por el Estado y apoyar públicamente a la Policía Nacional, agraviada salarialmente con respecto a las policías autonómicas. También mencionó el papel de las empresas y las élites empresariales que no han contribuido a desmontar al nacionalismo, en lo que todos se mostraron de acuerdo. Solo en el último momento,  la fuga de empresas ha influido de forma importante en el fracaso de la secesión.

En cuanto a la defensa de la Nación y de la Constitución, Jiménez Losantos resaltó que el patriotismo está muy por encima de la Constitución, “el tejido de un pueblo son las personas y los siglos de vida en común que les unen”, “la gente está sacando a la calle banderas de España, no ejemplares de la Constitución”, afirmó.  Isabel San Sebastián declaró que España es mucho más que la libertad, Cayetana Álvarez de Toledo dijo que “España tiene un inmenso valor moral porque es democrática” y Arcadi Espada se mostró orgulloso de que “la bandera española se está utilizando en Cataluña como sinónimo de libertad.”