San Isidoro, el hombre más sabio de la Europa Medieval.

El eclesiástico católico y erudito polímata hispano godo de la época visigótica, San Isidoro de Sevilla (556-636), preside el segundo Concilio de Sevilla del mes de noviembre (619).

Originario de Cartagena, san Isidoro era un hombre de profunda humildad y caridad, que contribuyó por medio de su influjo personal sobre los reyes visigodos a la unidad cultural y religiosa de la península ibérica, erradicando el arrianismo.

Fue un escritor muy prolífico y un infatigable compilador y recopilador. Compuso numerosos trabajos históricos, litúrgicos, científicos y teológicos.

Su obra más conocida, Etimología u Orígenes, es una monumental enciclopedia que refleja la evolución del conocimiento desde la antigüedad pagana hasta el cristianismo del siglo VII.

Sus restos mortales y reliquias se encuentran actualmente en la Basílica de San Isidoro, en León. Fue canonizado en 1598, y en 1722 el Papa Inocencio XIII lo declaró doctor de la Iglesia.

Foto Jose Melguizo