Sagunto retrasa los planes de Aníbal y salva Roma.

Los comienzos del Sitio de Sagunto por los Cartaginenses darían lugar a una heroica resistencia y el comienzo de la segunda guerra púnica (218 a.C.)

Sagunto era una rica ciudad al sur del Ebro, con una implantación estratégica en el mediterráneo y que tenía un privilegiado tratado de amistad con Roma.

Aníbal el Cartaginés quería derrotar Roma pero no podía dejar Sagunto a sus espaldas. Pensando en una fácil victoria, lanzó un ataque y un fuerte asedio. Sin embargo la ayuda pedida a Roma no llegaba y los saguntinos comenzaron con lo que sería una de las defensas más épicas de la historia.

Tras 8 meses de terrible lucha y asedio, la maquinaria de guerra cartaginesa, además de la gran cantidad de sitiadores y fue poco a poco acabando con las fuerzas y los recursos de su ejécito. El último ataque casa por casa y cuerpo a cuerpo fue repelido. Aníbal desesperaba.

Las condiciones de paz propuestas por aquel eran tan duras que los sobrevivientes prefirieron dar fuego a la ciudad y morir en ella…

La heroica resistencia de los saguntinos se extendió por todos los rincones del mediterráneo y provocó la segunda guerra Púnica y la caída de Cartago.

Foto: Ignacio Martínez