“Monjes soldados” en el frente de la Reconquista.

Rodrigo Téllez Girón, maestre de la Orden de Calatrava es llamado a proteger las tierras de Jaén en plena Guerra de Granada (1482).

En enero de 1158 nació la Orden Militar de Calatrava como consecuencia de la heroica defensa de la vieja fortaleza de Calatrava frente al ataque de los almohades.

En poco tiempo, Raimundo de Fitero (primer maestre) formaría un ejército de 20.000 monjes soldados cuyo objetivo será la conquista, custodia y defensa de las tierras que se van ganando a los musulmanes. Es lo que se llamará la Cruzada interna promovida por los papas y reyes.

Esta orden participaría activamente en la Reconquista y a partir de 1487 sus maestres serían los Reyes de España.

Además de su importancia militar, cumplieron una gran labor social.

En 1218, la Orden de Calatrava, después de la batalla de las Navas de Tolosa (1212) fijó su sede en la nueva y más segura fortaleza de Calatrava la Nueva, hoy desgraciadamente en ruinas.

Hoy en día la orden es una institución honorífica.

Otras órdenes españolas de este tipo llevaron a cabo esta cruzada interna, como la de Santiago, la de Alcántara o la de Montesa.

Foto: David González