Las Alpujarras rebelión y belleza.

Situada en las faldas de la ladera sur de Sierra Nevada, la Alpujarra fue sucesivamente colonizada por íberos y celtas, por la antigua Roma, y por visigodos, antes de la conquista musulmana de Hispania durante el siglo VIII. La región fue el último refugio de los moriscos, a quienes se les permitió permanecer allí hasta mucho después de la caída de Granada en 1492. Tras la revuelta morisca de 1568, su población fue expulsada de la región y posteriormente fue usada como base militar. La repoblación fracasó y quedaría como una zona bastante aislada, en donde la influencia de la población árabe aún se puede observar en el paisaje agrario, la arquitectura, la cocina local, y los numerosos nombres de lugar de origen árabe.

La agreste orografía de valles y barrancos ha protegido y favorecido una exuberante naturaleza siendo una de las zonas de Europa con más superficie protegida jurídicamente, tanto desde la perspectiva ambiental (Parque Nacional y Natural de Sierra Nevada) como desde el punto de vista histórico-patrimonial.

Hoy en día, Las Alpujaras son mundialmente conocidas por su paisaje, fiestas y por el desarrollo un turismo sostenible. Aquí encontraremos a Trévelez, uno de los municipios más elevados de España a 1476m.

Foto: Jaime Retana Ardanaz