La gran amistad de G. Washington y Juan de Miralles.

El Congreso Americano envía a dos de sus más importantes capitanes a Nueva Orleans a recoger la ayuda española, organizada por el alicantino Juan de Miralles (1713-1780), a la guerra de la independencia americana (1778).

Fue nombrado «embajador» en las Trece Colonias que se habían declarado en rebeldía contra el Imperio Británico aprovechando el dominio del inglés y sus enormes contactos realizados gracias a su actividad comercial. Organizó toda la ayuda que sería enviada a los rebeldes, sus canales de distribución, cantidades y la red de espionaje para controlar los movimientos británicos.

Entre él y George Washington se forjó una gran amistad siendo alojado y recibido en numerosas ocasiones por el futuro primer presidente americano. La ayuda material enviada por España y de la propia fortuna de Miralles fue
inmensa, pero secreta. Sabemos entre otros muchos envíos, por ejemplo, que todos los uniformes rebeldes eran de procedencia española.

En plena guerra, una pulmonía acabaría con su vida en la propia casa de Washington que hizo lo indecible por salvarle. Fue enterrado con honores militares, siendo el primer extranjero que los recibió en Estados Unidos.

Foto: Casajump