“La Cruz de Astorga”, sólo para valientes.

Comienza el sitio de Astorga por las tropas Napoleónicas (1810).

Astorga, puerta de entrada a Galicia, fue disputada durante toda la guerra de Independencia con ferocidad entre españoles y franceses.

El 21 de marzo 25.000 franceses y decenas de cañones asediaron la ciudad y ocuparon los pueblos del entorno para evitar la llegada de ayuda a la plaza fuerte.

Durante días y días la ciudad fue bombardeada, se abrieron varias brechas en la muralla pero todos los asaltos de los franceses fueron repelidos.

Las salidas y contraataques españoles consiguieron retardar los avances franceses hasta que la falta de víveres y, sobre todo, de munición hicieron imposible la defensa de la ciudad El gobernador creyó que la ciudad y su guarnición han hecho todo lo posible y que “jamás podía haber el menor motivo para dudar que se había defendido la
plaza hasta el extremo» por lo que, para evitar muertes inútiles y saqueos a la ciudad, capitula. Toda la guarnición recibió la “Cruz de Astorga” por su valor en la defensa de la ciudad.

Foto: City of Alburquerque