Guetaria y Fuenterrabía resisten a Richelieu.

Fracasa la toma de Guetaria por la flota francesa de Richelieu lo que conllevará el futuro abandono del sitio de Fuenterrabía (1638).

En el curso de la guerra de los 30 años, Francia prevé atacar a España entrando por Guipúzcoa para llegar hasta Madrid.

Para ello, cerca Fuenterrabía con 20.000 hombres y hace un bloqueo naval.

Para que funcione debe tomar Guetaria, utilizarla como puerto logístico para su armada y desembarcar más hombres para atacar en pinza.

La gran armada francesa destruye las pocas naves españolas que allí estaban fondeadas. Sin embargo, fue una victoria perfectamente inútil. La segunda fase del asalto, que debía culminar con una operación de desembarco para tomar Guetaria, sin la cual el control del puerto no servía de nada, acabó en un verdadero desastre militar. Las defensas de Guetaria resisten e impiden a los franceses desembarcar y su utilización. Con cuantiosas bajas, las tropas enviadas por Richelieu deben retirarse, siendo un preludio del que sufriría el ejército de asedio ante Fuenterrabía.

La liberación del sitio de Fuenterrabía, que resistió heroicamente 2 meses de asedio, es celebrada cada año en “las fiestas del Alarde”.

Foto BDT