El padre de la ingeniería moderna europea.

Agustín de Betancourt y Molina (1758-1824) obtiene de Carlos IV de España una Real Orden por la cual se aprobaba el proyecto de instalación de la telegrafía óptica en España, entre Madrid y Aranjuez. (1799).

Fue uno de los ingenieros más prestigiosos de Europa, uno de los padres de gran parte de la ingeniería moderna europea. Estudió en Madrid y Paris, realizando numerosos diseños industriales. Sería el primero en elevar un globo aerostático en España. Construiría una maquina eólica, una bomba, un telar y muchas otras máquinas.

Creó la Escuela Oficial del Cuerpo de Ingenieros de Caminos. Trabajó muchos años en Rusia invitado por el Zar Alejandro I, realizando numerosas obras públicas como el puente sobre el Malaya Nevka, la Columna de Alejandro I, el canal Betancourt de San Petersburgo, la feria de Nizhni Novgorod, la fábrica de papel moneda, la navegación a vapor en el Volga…

Rusia emitiría en 2008 un sello conmemorativo celebrando los 250 años de su nacimiento en Tenerife.

Foto: Aimhelix Coleccion R. Moya