Descubriendo los Templos de Angkor.

La expedición de Suárez Gallinato, tras unos intensos contactos con la corte Jemer, abandona Camboya por el Mekong hacia las Filipinas (1596).

Según los relatos de los frailes Diego Aduarte y Gabriel San Antonio, a finales del siglo XVI, bajo la impulsión del gobernador de Filipinas y contando con el apoyo de la Iglesia con el fin de propagar la fe católica, varios cientos de españoles protagonizaron durante aquellos años uno de los episodios más singulares de la historia de Camboya.

Capitaneados por el manchego Blas Ruíz y Diego Velloso, sus peripecias influyeron durante dicho período ampliamente en la política del Reino Jemer. Aunque el fin buscado no se logró, el relato y las cartas enviadas a Felipe III nos han dejado una amplia documentación sobre la vida en dicha región. Uno de los hechos mas destacados es la descripción del descubrimiento de una increíble ciudad oculta por la jungla, siendo las primeras menciones de los templos de Angkor que se tienen en Europa.

Pasarían casi 3 siglos hasta que los europeos volviesen a oír hablar de dicha maravilla, a través del naturalista francés Henri Mouhot en 1860.

Foto: Sam Garza