Descubriendo la Antártida.

El palentino Gabriel de Castilla (1577-1620), tras zarpar de Valparaíso hacia los mares del sur para combatir a los piratas holandeses, avista por primera vez la Antártida (1603).

Al mando de 3 naves en busca de piratas holandeses navegó hacia el sur, desembarcando en Concepción con sus soldados, asentó el dominio español en aquellas regiones y protagonizó un espectacular descubrimiento: Avistó la Antártida, «un lugar donde había mucha nieve“.

Su proeza pasó prácticamente inadvertida para la historia, a pesar de ser el primer hombre en alcanzar los 64° latitud sur, que no sería sobrepasada hasta 1773 por Cook. Curiosamente, Cook, aunque si recaló en sus islas más próximas, nunca llegó a ver el continente antártico y sin querer lo circunnavegó.

Al parecer, Gabriel de Castilla reconoció a las actualmente llamadas islas Shetland del Sur y es muy probable que hubiese llegado asimismo a las islas actualmente llamadas Melchior.

La base antártica española en la isla Decepción, fundada en el verano austral 1989-90 y que opera sólo en verano, lleva su nombre en su honor.