En busca de la fuente de la eterna juventud.

El vallisoletano Juan Ponce de León (1460-1521) desembarca en Florida en busca de la “Fuente de la Juventud” (1513).

Combatió en la conquista de Granada, y en las Américas participó en la conquista de La Española y el actual Puerto Rico.

Aún no tenía 40 años cuando había oído hablar a los indios del Caribe de una isla llamada Bimini en la que el agua brotaba de un manantial que aseguraba la eterna juventud.

Organizó una expedición con 3 naves. Tocó tierra pero se dio cuenta que no era una isla sino una península perteneciente a un territorio más amplio. La bautizó Florida… y obsesionado, no paró de bañarse en el río, lago o manantial que cruzaba sin encontrar la cura milagrosa tan deseada.

Pasó los 8 últimos años organizando otras expediciones en busca de una leyenda y murió a los 61 años por una flecha indígena en una de las múltiples batallas que libró en tierras por descubrir. Su nombre pasaría a la historia como
el primer occidental que descubrió y exploró La Florida.

Foto: Numisfiel