A la tercera fue la vencida

Fracasadas la toma de Zaragoza y Valencia por las tropas Napoleónicas, estas temen perder la comunicación con Francia y deciden atacar Gerona.

Gerona era una pequeña ciudad, de unos 10.000 habitantes, que se levantó en armas y se organizó con los 300 hombres de la guarnición y las milicias. Los franceses creyendo que sería una empresa fácil, lanzaron el asalto, pero fracasarían.

Volverán un mes más tarde con más hombres y cañones pero el resultado será el mismo. Gracias a la heroica resistencia de las tropas y pueblo español, el primer sitio de Gerona de los franceses (1808) fue desbaratado con todo éxito.

Finalmente caería tras un tercer sitio en 1809 que duró 9 cruentos meses de bombardeos y hambre, dejando una ciudad totalmente destruida.

Gerona pasará a la historia como un ejemplo insuperable de abnegación y de patriotismo. Entre otras cosas, sus muros fueron uno de los primeros lugares donde ondeó la enseña rojigualda como bandera de España.
Esa bandera de Gerona está hoy en el Museo del Ejército.

Foto: Valischkas