Noticia publicada en Libertad Digital

En Es la Mañana de Federico han sido entrevistados María San Gil e Iñigo Gómez-Pineda, patrona y presidente respectivamente de la Fundación Villacisneros, que han explicado la labor que desempeña la entidad.  En concreto han presentado el ciclo de conferencias sobre “el fortalecimiento de España” que están llevando a cabo junto a la Fundación Valores y Sociedad que preside Jaime Mayor Oreja.  Y han expuesto el objetivo del “Proyecto Dignidad” gracias al cual se están reabriendo casos de atentados de la banda terrorista ETA sin resolver.

San Gil ha pedido a los “madrileños de bien” que asistan este lunes a las 19:30 horas a la mesa redonda “El fortalecimiento del coraje cívico en la defensa de España”, que tendrá lugar en el auditorio de la Fundación Mutua en el paseo de la Castellana 33. La mesa redonda contará con la participación de Mariano Gomá, presidente de Sociedad Civil Catalana; Josep Bou, presidente de Empresaris de Catalunya; Consuelo Ordóñez, presidenta de Covite; Jorge Campos, presidente de la Fundación Nacional Círculo Balear; Dolores Agenjo, la directora del centro público catalán que se negó a entregar las llaves para la consulta del 9-N y José Antonio Ortega Lara. Moderará el acto Ana Velasco Vidal Abarca, miembro del Patronato de la fundación.

“Reunimos a los héroes cívicos para escucharles y darles un cierto homenaje”, ha razonado San Gil en esRadio, que ha denunciado “la debilidad de la nación”. José María Aznar fue el encargado de inaugurar estos ciclos el pasado 23 de enero: “España se está desvertebrando”, avisó entonces. ,

Los novios de Cádiz

El proyecto más importante de la fundación es “un compromiso con la justicia y la verdad”. San Gil y Gómez-Pineda han explicado que hay más de 300 casos sobre ETA, el 40%, sin resolver, y actualmente ya están trabajando en cuatro de ellos. “Mientras miremos para otro lado, no solo perderemos la dignidad, perderemos el partido, porque no lo estamos jugando”, ha afirmado el presidente de la Fundación Villacisneros, Iñigo Gómez-Pinada, que reclama la implicación de las “élites económicas” en la causa.

En concreto, la fundación ya ha logrado que se reabra el caso de los denominados novios de Cádiz. “El 6 de enero de 1979, Antonio Ramírez y su novia, Hortensia González Ruiz, fueron ametrallados en su coche en Beasain, Guipúzcoa. Durante más de media hora estuvo sonando la bocina”, ha relatado el máximo responsable de Villacisneros. Según denuncia, “el caso se cerró en dos meses” y los familiares “no han vuelto a tener una noticia hasta ahora”, cuando el juez de la Audiencia Nacional Ismael Moreno ha dictado que se investigue.